Rehabilitación para niños

teniendo siempre en cuenta las necesidades del niño y de la familia, desarrollamos técnicas de rehabilitación para una gran cantidad de afecciones, enfermedades, lesiones y trastornos.

PONTE EN CONTACTO CON NOSOTROS 

PONTE EN CONTACTO CON NOSOTROS 

¿con qué niños trabajamos?

evaluamos, prevenimos y tratamos todo tipo de enfermedades y afecciones en niños de todas las edades.

Sabemos que para ti lo más importante es la salud de tu hijo, y que no la pondrías en manos de cualquiera. Por eso queremos contarte todo lo que podemos hacer en Neurosens para ayudar a tu peque, independientemente de la edad que tenga o la afección, el trastorno o la enfermedad que presente. Sigue leyendo y entérate de todo lo que ponemos a vuestra disposición para ayudarle a mejorar su salud y su calidad de vida.

terapia-infantil

infantil

Desde muy temprana edad un niño puede necesitar los servicios de un  terapeuta ocupacional, un fisioterapeuta, un logopeda o un psicólogo. Si este es el caso de tu peque te reconfortará saber que en Neurosens contamos con los mejores profesionales del sector para el tratamiento de cualquier tipo de afección, enfermedad o traumatismo en niños pequeños de cualquier edad.

Atención-infanto-juvenil-II

infanto juvenil

A medida que crecen, los niños van cambiando al igual que sus necesidades. En Neurosens somos conscientes de eso, y por eso desarrollamos nuestros servicios adaptándonos a ellos, tratando cada caso de forma particular, para que tu hijo o hija se sienta cómodo/a durante todo el tratamiento. Solo así estaremos en condiciones de obtener siempre los mejores resultados posibles.

¿Qué podemos tratar?

encontrar al profesional adecuado no siempre es fácil. Aquí te contamos qué podemos hacer por ti y por tu peque.

Trastornos generalizados del desarrollo

El desarrollo infantil es un proceso dinámico, influenciado por factores genéticos y ambientales, en el que el niño va alcanzando nuevos hitos de desarrollo o habilidades progresivamente. Cuanto más se encuentra el niño activamente involucrado en actividades, más interactúa con otros y explora el entorno físico y social que le rodea, lo cual le permite adquirir nuevas habilidades, fomentando así su propio desarrollo. Aunque no es un proceso cerrado y uniforme, existen unas líneas generales que indican que el desarrollo se está produciendo con normalidad. Cuando algún niño se sale de los rangos de edad de desarrollo típico en una o más áreas, puede requerir de una estimulación extra o un proceso rehabilitador que le ayude a adquirir esos hitos, ya sean en la esfera motora, cognitiva, emocional, sensorial, comunicativa, social o de autonomía. Desde Neurosens evaluamos el desarrollo global del niño, determinamos las áreas en las que hay dificultades para alcanzar el desarrollo óptimo de acuerdo a su edad, y planteamos la intervención interdisciplinar necesaria para fomentar la adquisición de las habilidades que todavía no han adquirido, empleando el juego como herramienta principal.

TRASTORNOS DEL ESPECTRO DEL AUTISMO (TEA)

- Diversas investigaciones recientes refieren una coexistencia de problemas de integración sensorial  en los niños con este diagnóstico, ya sea en el área de la reactividad (hiperreactividad o hiporreactividad sensorial) o de la percepción sensorial (problemas posturooculares, de integración bilateral, de praxis, etc.), que pueden producir en el niño respuestas conductuales no adaptativas a los estímulos que reciben del entorno. La Terapia Ocupacional basada en el enfoque de integración sensorial de Ayres, favorece que los niños tengan respuestas adaptativas a los estímulos y que su participación en la escuela, los entornos de juego o sociales sea más exitosa.

- La intervención del logopeda está destinada a favorecer la comunicación a través de sistemas alternativos o aumentativos (signos o pictogramas), iniciar la comunicación verbal, comprender las intenciones de los demás, etc.

Síndromes genéticos

Existe una gran cantidad de síndromes genéticos diagnosticados en niños. Algunos de ellos pueden causar discapacidades físicas, cognitivas, sensoriales o sociales de mayor o menor gravedad. Esto hace importante y necesaria la intervención de un equipo interdisciplinar desde una etapa temprana del diagnóstico, para ayudar a maximizar la capacidad funcional, el crecimiento y el desarrollo del niño.

- Contar con un terapeuta ocupacional y un fisioterapeuta puede ayudar a promover la adquisición de nuevas habilidades motrices tanto gruesas como finas que le permitan gatear, caminar o desplazarse por sí mismo, o aprender a usar sus habilidades cognitivas, sus manos y su cuerpo de forma eficaz para vestirse, comer, jugar e interactuar con otros.

- Del mismo modo, la presencia y el seguimiento de un logopeda y un psicólogo puede ayudar al desarrollo óptimo del niño a nivel cognitivo, comunicativo, afectivo, social y alimenticio.

Enfermedades degenerativas

- La fisioterapia juega también un papel fundamental en la lucha contra las enfermedades degenerativas, tanto en lo que refiere al tratamiento de la enfermedad en sí como a las técnicas utilizadas para los pre y post operatorios.

- Por otra parte, la logopedia resulta fundamental para hacer frente al deterioro del lenguaje, el habla y la voz que suele venir aparejada con este tipo de enfermedades.

- La terapia ocupacional puede ayudar a adquirir o recuperar las habilidades necesarias para que los niños puedan participar en su entorno de forma independiente, o bien adaptar el entorno, la actividad o los materiales necesarios, prescribiendo por ejemplo una silla de ruedas apropiada u otros productos de apoyo (cucharas, tenedores u otros productos adaptados para facilitar la alimentación, el aseo, el vestido, el acceso al ordenador y a las tecnologías, comunicadores, etc. ) y enseñando su manejo al niño y/o a la familia.

Discapacidad intelectual

Una discapacidad intelectual puede implicar serias limitaciones en áreas como la comunicación, las habilidades interpersonales, el cuidado de sí mismo, el autocontrol o las habilidades académicas generales, entre muchas otras.
En este escenario, la intervención interdisciplinar de un logopeda, un psicólogo y un terapeuta ocupacional debe darse desde los primeros meses, ya que la estimulación temprana se presenta más eficaz para la mejora del desarrollo perceptivo, cognitivo, comunicativo, de la autonomía personal y los aprendizajes académicos. También sería fundamental contar con el fisioterapeuta cuando los hitos de desarrollo motor se hayan visto afectados.

Epilepsias

Si bien la mayoría de las epilepsias en niños no tienen repercusión alguna en el desarrollo neuronal del paciente, sí existen ciertos casos en los que este trastorno se ve acompañado de un retraso o pérdida de determinadas capacidades, pudiendo ser el lenguaje una de ellas.

- En estos casos, un logopeda interviene para reducir el impacto de este trastorno en la capacidad comunicativa del niño, y así poder mejorar su calidad de vida.

- El terapeuta ocupacional puede ayudar a mejorar la participación de los niños en los distintos entornos, potenciando las habilidades de equilibrio, coordinación bilateral y oculomanual, y las habilidades cognitivas necesarias para completar sus actividades cotidianas.

dificultades de aprendizaje

- El terapeuta ocupacional puede ayudar a identificar los factores que están afectando al adecuado desarrollo de los aprendizajes académicos, interviniendo a través de la potenciación y adquisición de nuevas habilidades, o asesorando en la adaptación de las demandas de la actividad, productos de apoyo o adaptación del puesto escolar para mejorar el rendimiento y la participación del niño en la escuela.

- El logopeda puede ayudar en los trastornos de aprendizaje que afectan a la adquisición del lenguaje oral y escrito, y repercuten sobre el rendimiento escolar en los niños que los padecen, mejorando la conciencia fonológica y contribuyendo al desarrollo de la lectoescritura.

- El psicólogo puede ayudar trabajando el desarrollo de funciones neuropsicológicas (atención, memoria, funciones ejecutivas, etc. )

TDAH

Las personas con TDAH pueden presentar impulsividad y/o hiperactividad, así como dificultad para centrar y/o mantener la atención o para procesar estímulos sensoriales y crear una respuesta adecuada a ellos (sobre todo si se trata de varios estímulos simultáneos), lo cual repercutirá en su participación en la escuela o en otros ambientes sociales.

- Un terapeuta ocupacional puede ayudar a identificar los factores que afectan a su desempeño en actividades y desarrollar una intervención que le ayude a superar estas dificultades.

- El logopeda también será fundamental para reforzar las habilidades sociales y comunicativas, el lenguaje oral y  el escrito.

- El psicólogo puede ayudar a regular la conducta, a potenciar las funciones neuropsicológicas (atención, funciones ejecutivas, etc.) y a desarrollar estrategias de control emocional.

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en